Seleccionar página

FILTROS SOLARES, ¿CON CUÁL ME QUEDO?

En post anteriores hemos hablado de  los beneficios del sol y qué textura de protector solar es más adecuada en función de vuestro tipo de piel, pero queremos que sepáis diferenciar  los distintos tipos de filtro solar, como identificarlos y cuál consideramos que es mejor.  Lo más importante es que, además de proteger la piel frente a los rayos solares, el producto que uséis contribuya a reforzar las defensas naturales del organismo contra ellos. Una de las marcas que consiguen esto gracias a su tecnología inteligente “efecto vacuna” es Esthederm, tal y como nos cuenta Antonio Losada, director de Cosmética XXI, “lo que pretende es dejar pasar una dosis justa de sol para que la piel se acostumbre poco a poco, de esta forma se estimulan las mecanismos de adaptación sin sufrir ninguna reacción”.

Hay que diferenciar entre cuatro tipos de filtros solares: químicos, físicos, orgánicos y  biológicos, ¡vamos a conocerlos y ver cuáles son más respetuosos con la piel!

exotic places
  • Filtros químicos: son los más dañinos porque contienen químicos que son absorbidos por la piel y pasan al torrente sanguíneo, provocando en muchas ocasiones reacciones alérgicas. Es necesario esperar 30 minutos hasta que la piel haya absorbido los activos, durante el tiempo de espera no hace efecto. Es fácil identificarlos porque son los más utilizados, podéis mirar su formulación para ello: el más común es el ácido para-amino-benzoico (PABA) y sus derivados (cinamatos, oxibenzonas). Además solo cubren parte del espectro UV.
  • Filtros físicos o totales:  no penetran en la piel, sólo la recubren, por eso actúan al momento (no es necesario esperar) y no hay peligro de alergias. Actúan como una barrera que refleja los rayos UVA y UVB,  a pesar de que son los que más radiación frenan no los recomendamos porque no dejan pasar ni siquiera esa cantidad de sol que el organismo necesita para reforzar las defensas naturales. Podéis saber cuáles son porque dejan una película blanquecina o transparente, son las conocidas pantallas totales.  No olvidéis que la melanina es nuestra capacidad de defensa ante el sol y si la protegemos en exceso, luego no sabrá cómo defenderse.
  • Filtros orgánicos: absorben y reflejan la radiación sin penetrar en la piel, por lo que también evitan las reacciones alérgicas, ¿cómo identificarlos? El más utilizado es TinosorbM, un protector altamente eficiente capaz de absorber todo el espectro UVA/UVB a través de una molécula orgánica foto-estable. En la mayoría de las listas de ingredientes tendréis que buscarlo como ‘methylene bis-benzotriazolyl tetramethylbutylphenol’.
  • Filtros biológicos: la protección biológica que tiene nuestra piel es insuficiente, esto ya lo sabéis, por eso  se produce el foto-envejecimiento (manchas, arruguitas…). Muchos protectores llevan compuestos antioxidantes (vitaminas c, b y e, productos de origen vegetal…) que, además de absorber los efectos negativos del sol,  restauran el equilibrio oxidativo cutáneo y bloquean la acción de los radicales libres que provocan el envejecimiento. Se usa el término “bio” para referirse a estos activos, a nosotros nos parecen imprescindibles.

Una crema solar generalmente no lleva solo un tipo de filtro, suele combinar varios. Nosotros os recomendamos los filtros biológicos, ya que sus capacidades naturales de absorción de la radiación solar  aportan una protección extra que limitan el uso de filtros químicos (que son los más dañinos). Y sobre todo porque está en la línea de nuestra filosofía de trabajo “Healthy Aging”, en este caso para educar a la piel con respecto al sol.

Etiquetas: filtros biológicos, filtros fisicos, filtros orgánicos, filtros quìmicos, filtros solares, Protector solar, tipos de filtros,

Esto también te puede interesar

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Cesta
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
whatsapp
correo
whatsapp